El Mercado

Representación y emblema cultural de México. Los mercados son la efigie donde convergen los sentidos. Son aquel recinto del pueblo donde la única religión son los diablitos que transportan mercancía. Cada sentido está segmentado por pasillos, los cuáles, al ser recorridos, nos hacen dejar de lado nuestra realidad para ser tripulantes del viaje sensorial al centro del floclor.

Puedes ver, a lo lejos, mirándote fijamente, la cabeza de un puerco que se suspende en el aire, vigilante eterno del pasillo de carnicerías. Chorizos y trozos de carne colgantes. Partes que desconoces del cerdo, de la res y del pollo. Te impregna el olor a carne cruda mezclado con los charcos de agua gris que pisas en tu camino.

El olor de la carne da paso al del chile seco que vuelve densa la respiración. Amontonado en costales de lona, espera paciente en los pasillos destinados a las semillas; frijol, lenteja, maíz, harinas. Ese olor semi amargo que respiras mientras escuchas a lo lejos un “¿Qué le vamos a dar, güero?”

Tu pupila se dilata lentamente para ajustarse al torrente de color que recibe. Las piñatas se yerguen debajo del techo que proyecta luz semi opáca, con la estructura de metal oscuro para apreciar esa marea colorida de papel china y cerámica.

Debajo del color: más color. Esa fiesta de frutas y verduras con gradientes de tonos vivos como la tierra que las produjo. Recibiendo sus olores mezclados; jitomate con cilantro, plátanos con el olor de hierba fresca de la lechuga.

Los ojos se vuelven textura y las texturas se vuelven identidad. Identidad que heredamos de colores, olores y sabores.

Colaboración para Si Di

Un comentario Añade el tuyo
  1. Nunca había leído a Óscar Mata.Voy a Querétaro a visitar familia una vez al año.Me encantaría conversar con Él , acompañando la conversación de un sabroso café de los que allá se beben.
    Muy amena y gratificante su manera de escribir.
    ¡¡FELICIDADES, ÓSCAR!! NECESITAMOS QUE GENTE COMO TÚ , PUBLIQUE.
    ES UN VERDADERO DELEITE LEERTE.
    Maestra jubilada del Edo de Sinaloa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *