Marcas

El ejercicio de la identidad se reafirma en cada momento. La marca es movimiento y evolución, no podemos creer en una marca estática, porque, de lo contrario, quedaría relegada en el olvido. Con cada acto la marca le grita al mundo quién es, qué hace y por qué esta aquí, y con cada paso la marca debe hacerse notar sobre las demás, ya que, inmersos en un sistema capitalista donde todos somos un escaparate, hacerse notar es instinto de supervivencia en el mercado moderno.

La paradoja habla, y una marca dinámica sólo puede lograrse a través de la repetición de los diversos elementos que la conforman.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *